Lunes 11 de Enero

NO SE PUEDE CAMBIAR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN POR LA LIBERTAD DE EMPRESA

Información general

Apenas un mes ha pasado desde la asunción del gobierno de Mauricio Macri y desde el Sindicato de Prensa de Mar del Plata expresamos nuestra total preocupación por las medidas antidemocráticas que atentan contra la Liberad de Expresión.

Tras los decretos que son de público conocimiento, que llegaron hasta el extremo de anular la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, ahora ha llegado la preocupante situación del despido arbitrario de Víctor Hugo Morales y su equipo en Radio Continental.

Si bien quien toma la decisión de sacar el programa del aire es una empresa privada, no podemos ignorar las obvias intencionalidades y complicidades que hay detrás.

Nuestra experiencia indica que los enemigos de la Libertad de Expresión siempre están agazapados en diferentes ámbitos, esperando el momento de cobrarse viejas rencillas y rencores caprichosos.

¿Cómo no pensar que hay, detrás de la decisión de la empresa, una voluntad de Héctor Magnetto y el monopólico Grupo Clarín de sacar del aire a uno de los comunicadores que más ha denunciado su accionar por fuera de la ley?

¿Cómo no pensar que esto va de la mano con la clara voluntad del gobierno nacional por cercenar los espacios de comunicación que son críticos a su gestión y denuncian lo que otros callan?

Más allá de cualquier discusión coyuntural política o electoral, hay ciertas cuestiones que no pueden pasarse por alto: El Derecho a la Información y la Libertad de Expresión son pilares fundamentales de la vida en democracia, y no pueden ser atropellados por los matones que quieren monopolizar la palabra.

Asimismo, vemos con preocupación que haya quienes minimicen lo sucedido esta mañana en radio Continental, bajo el pretexto de que se trata de una empresa privada y, por tal, sus autoridades pueden tomar una decisión de este estilo.

Es muy peligroso que se busque cambiar el concepto de Libertad de Expresión por el de Libertad de Empresa, y que algunos crean que los privados pueden hacer cualquier cosa que se les ocurra. Cada vez que se naturalizó esta idea en nuestro país, los trabajadores y las trabajadoras nos hemos visto gravemente perjudicados, y eso es algo que no permitiremos que se repita.

Repudiamos la censura de la que han sido víctimas Víctor Hugo Morales junto a todo su equipo, nos solidarizamos con ellos, y expresamos nuestra máxima preocupación no sólo por estas formas autoritarias de las que somos testigos, sino también por el burdo intento de ciertos sectores por justificar este atropello contra la Libertad de Expresión.

Compartí esta noticia con otros